PRUEBAS DIAGNÓSTICAS CON TECNOLOGÍA Y EQUIPO MÉDICO PROFESIONAL

DENSITOMETRÍA

La densitometría, es una prueba diagnóstica, que ayuda a valorar la mineralización de los huesos.

¿En qué consiste la densitometría?

Resulta una prueba muy útil y que se realiza de forma común y rutinaria, para diagnosticar la osteoporosis Las radiografías normales, solo ven la existencia de esa desmineralización o pérdida de densidad de los huesos, en un estado muy avanzado. De ahí, la gran importancia de esta otra prueba, ya que resulta trascendental, para la detección precoz de la enfermedad. El hueso es un tejido vivo, que está en continua renovación (formación ósea) y a la vez destruye el envejecido (reabsorción ósea). Si el equilibrio se rompe, se hacen más porosos y se convierten en frágiles. Cuanto antes se diagnostique la osteoporosis o la osteopenia, será mucho más sencillo tratarlo.

¿Para que se realiza la densitometría?

– Mide el grado de mineralización ósea, permitiendo así hacer un diagnóstico precoz.
– Diagnóstica si ya existe osteoporosis y cuanta es la masa ósea.
– Predice el riesgo de fractura
– Ayuda a valorar el tratamiento, más adecuado.

Es un examen que dura unos 30 minutos, no reviste peligro y apenas necesita de preparación previa. El paciente debe acudir, sin objetos metálicos, ni dispositivos móviles y debe estar lo más quieto posible. Como en cada exploración, hacer caso a las recomendaciones del médico y comentar con él, cualquier duda.

Nuestros Especialistas

Técnico de Rayos – Silvia Martinez Sanchez